¿Ha llegado a su fin la racha positiva de los valores tecnológicos?

¿Constituyen las recientes ventas masivas en el sector tecnológico una mera corrección tras un repunte poco justificado o nos encontramos ante una burbuja tecnológica?

Miro Zivkovic, Global Head of I&WD Product Management en Nordea Asset Management

Los valores tecnológicos y de redes sociales han experimentado un drástico repunte desde 2016, registrando unas rentabilidades espectaculares, especialmente después de que se celebrasen las elecciones. presidenciales estadounidenses y de que la nueva política presupuestaria estadounidense provocase que los inversores trasladaran su atención hacia las empresas de elevado crecimiento. La euforia por estas compañías dio lugar a que los valores FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google) llegasen a representar casi el 98% de la expansión del índice S&P 500 en el primer semestre de este año. Esta irracional ebullición fomentó unos ratios precio/beneficio (PER) históricamente elevados, nunca vistos desde que se produjese la burbuja de Internet, aunque los beneficios netos de algunos de estos valores estrella seguían situándose en números rojos y Facebook debía hacer frente a un riesgo normativo. Amazon y Netflix fueron algunas de las compañías que presentaban un PER superior a 80.

Los aranceles comerciales han cambiado considerablemente el estado de ánimo de los mercados. La predisposición al riesgo de los inversores se está disipando rápidamente en el complejo contexto de negociaciones entre EE. UU. y sus socios comerciales, incluidos China y Canadá, lo que ha desencadenado preocupaciones sobre las posibles consecuencias de esta situación para el crecimiento mundial, y parece que los mercados emergentes corren el mayor riesgo. El resultado ha sido una «huida hacia los títulos de calidad» que favorece a los mercados desarrollados y a las empresas más defensivas con unas valoraciones menos elevadas.

La tendencia de los inversores de buscar valores refugio para cobijarse se acentuó en octubre, cuando los mercados bursátiles mundiales cayeron. Además, la rotación sectorial prosiguió su curso en los mercados de renta variable tanto desarrollados como emergentes. Esta divergencia de comportamiento también se reflejó en los valores FAANG, dado que los títulos con valoraciones más elevadas cayeron de nuevo en picado: Amazon y Netflix perdieron alrededor del 20% de su valor en octubre. Muchos de los títulos tecnológicos que priorizaban los inversores perdieron más de un tercio de su capitalización bursátil, e incluso llegaron a producirse descensos más pronunciados (p. ej., Facebook: -38%, Nvidia: -48%, SNAP: -69%).

Así pues, cabe preguntarse si esta resaca tecnológica es una simple corrección o si estamos ante un episodio mucho más grave. En esta fase final del ciclo, los inversores han empezado a recurrir de nuevo a valores de elevada calidad a los que habían dado la espalda después de las elecciones estadounidenses a causa de su menor sensibilidad al ciclo económico, sus valoraciones en niveles normalizados y la mayor resistencia de sus negocios. Si los mercados vuelven a descontrolarse de nuevo, podríamos asistir a una aceleración de esta tendencia. No obstante, resulta complicado determinar si nos enfrentamos a una evolución más grave, si bien desde el punto de vista técnico queda claro que los valores tecnológicos se encuentran ahora en una fase bajista, tal y como reflejan especialmente los valores de redes sociales.

Por otro lado, podría decirse que, en términos históricos, las valoraciones siempre han revestido importancia, y los títulos con unos ratios PER elevados suelen protagonizar reversiones a la media independientemente del nivel de disrupción de sus negocios o su tasa de crecimiento. Esto es lo que ocurrió tras la burbuja de Internet con algunas empresas puntocom que presentaban unos PER de 80 a 100 o más, como AOL, que alcanzó una capitalización bursátil de 222.000 millones de dólares en el punto álgido de la euforia por las empresas de este segmento y finalmente fue adquirida por Verizon por 4.400 millones de dólares en 2015.

 


Acerca de Nordea Asset Management

Nordea Asset Management (con activos bajo gestión de 216,8 millones EUR*), es parte del Grupo Nordea, el grupo de servicios financieros más grande del norte de Europa (con activos bajo gestión de 311,5 millones EUR*). La compañía ofrece una selecta gama de fondos de inversión a nivel europeo y global y brinda sus servicios a numerosos clientes y distribuidores tales como bancos, gestoras de activos, asesores financieros independientes y empresas de seguros.

Nordea Asset Management está presente físicamente en Colonia, Copenhagen, Frankfurt, Helsinki, Londres, Luxemburgo, Madrid, Milán, Nueva York, Oslo, París, Santiago de Chile, Singapur, Estocolmo, Viena y Zurich. La presencia local de Nordea intenta garantizar el acceso y la mejor calidad de servicio a los clientes.

El éxito de Nordea se basa en un enfoque “multi-boutique” sostenible y único que combina la especialización y experiencia de las boutiques internas con las exclusivas competencias de las boutiques externas. Esto nos permite añadir valor de manera estable, para el beneficio de nuestros clientes. Nuestras soluciones cubren todo tipo de clases de activos (renta fija, renta variable y multi-activos) y gestionan productos en clases de activos nórdicas, europeas, estadounidenses y emergentes.

*Fuente: Nordea Investment Funds, S.A., 30.09.2018

Nordea Asset Management es el nombre funcional del negocio de gestión de activos que llevan a cabo las entidades jurídicas, Nordea Investment Funds S.A. y Nordea Investment Management AB (“Entidades Legales”) y sus sucursales, filiales y oficina de representación. El presente documento está destinado a proporcionar información sobre las capacidades específicas de Nordea. El presente documento (cualquier opinión u opiniones expresadas) no representa asesoramiento de inversión, y no constituye una recomendación para invertir en cualquier producto financiero, estructura o instrumento de inversión ni para formalizar o liquidar cualquier transacción ni participar en alguna estrategia de negociación en particular. Este documento no es una oferta de compra o venta, ni una solicitud de una oferta para comprar o vender ningún valor o instrumento o participar en cualquier estrategia comercial. Dicha oferta solo podrá efectuarse mediante un memorándum de oferta o cualquier otro acuerdo contractual similar. Por consiguiente, la información contenida en el presente documento será sustituida en su integridad por dicho memorándum de oferta o acuerdo contractual en su forma definitiva. Así pues, toda decisión de inversión deberá fundamentarse en exclusiva en los documentos jurídicos definitivos, entre otros, y si procediese, el memorándum de oferta, el acuerdo contractual, cualesquiera folletos pertinentes y el último Documento de Datos Fundamentales para el inversor (cuando sea aplicable) relativo a la inversión. La adecuación de una inversión o estrategia dependerá de la situación y los objetivos completos de un inversor. Nordea Investment Management recomienda a los inversores que evalúen de manera independiente las inversiones y estrategias particulares, animándoles también a la búsqueda de asesoramiento de asesores financieros independientes cuando el inversor lo considere relevante. Cualquier producto, valores, instrumentos o estrategias discutidos en este documento pueden no ser adecuados para todos los inversores. Este documento contiene información procedente de diversas fuentes. Si bien la información incluida en el presente documento se considera correcta, no se puede realizar manifestación ni ofrecer garantía alguna sobre la exactitud o integridad de dicha información, y los inversores deberán recurrir a otras fuentes para tomar una decisión de inversión bien fundada. Los futuros inversores y contrapartes deberán analizar con sus asesores profesionales fiscales, jurídicos, contables o de cualquier otro tipo los posibles efectos de cualquier inversión que pudiesen realizar, por ejemplo, los posibles riesgos y beneficios de dicha inversión. Asimismo, los futuros inversores o contrapartes deberán entender plenamente la potencial inversión, así como cerciorarse de que han realizado una evaluación independiente sobre la conveniencia de dicha inversión potencial basada únicamente en sus propios propósitos y metas. Las operaciones relacionadas con instrumentos derivados y divisas pueden estar sujetas a importantes fluctuaciones que podrían repercutir en el valor de la inversión. Las inversiones en mercados emergentes conllevan mayor riesgo. El valor de la inversión puede fluctuar significativamente y no está garantizada. Las inversiones en instrumentos de capital y de deuda emitidos por bancos corren el riesgo de estar sujetas al mecanismo de bail-in, como previsto por la Directiva Europea 2014/59/UE (lo que significa que los instrumentos de capital y de deuda podrían ser amortizados, asegurando pérdidas apropiadas por los acreedores no-garantizados de la entidad). Asset Management ha decidido asumir los costes de análisis externo, lo que implica que dichos costes pasarán a estar cubiertos por las comisiones ya existentes (Comisiones de Gestión y/o Administración). Documento publicado y creado por las Entidades Legales adheridas a Nordea Asset Management. Las Entidades Legales están debidamente licenciadas y supervisadas por la Autoridad de Supervisión Financiera en Suecia, Finlandia y Luxemburgo respectivamente. Las sucursales, filiales y oficina de representaciónde las Entidades Legales están debidamente licenciadas y reguladas por la autoridad de supervisión financiera local de su respectivo país de domiciliación. Fuente (salvo indicación diversa): Nordea Investment Funds, S.A. A menos que se indique lo contrario, todas las opiniones expresadas son aquellas de las Entidades Legales adheridas a Nordea Asset Management y cualquiera de las sucursales, filiales y empresas afiliadas de las Entidades Legales. Este documento no podrá copiarse ni distribuirse sin consentimiento previo. Las referencias a compañías u otras inversiones mencionadas en este documento no deberían interpretarse como recomendación de compra o venta dirigida al inversor, si bien se incluye con fines ilustrativos. El nivel de beneficios y cargas fiscales depende de las circunstancias de cada individuo y puede cambiar en el futuro.

Follow our latest posts

@Nordea Asset Management

Where to find #sustainable growth in volatile markets? Join Nils Bolmstrand at FundForum International tomorrow at 10.15 to find out.

View now
@Nordea Asset Management

Greetings from FundForum International 2019! Come and visit us at stand 74. #ESG #ReturnsAndResponsibility

View now
4 months ago

Nordea Asset Management: Responsible Investment

Watch now
6 months ago

2019 Outlook: A Year of Convergence

Watch now